Guía completa sobre plantaciones de castaño: los tres modelos silvícolas

Recomendaciones y deberes para las producciones de madera, castaña y conservación de sotos tradicionales

Publicidade
Guía completa sobre plantaciones de castaño: los tres modelos silvícolas

La Xunta ha publicado recientemente unas fichas prácticas para la silvicultura de las principales especies forestales de Galicia. Son los denominados modelos silvícolas, a los que se tendrán que adherir progresivamente todas las parcelas forestales de la comunidad que no cuenten con un plan de ordenación. Repasamos a continuación los modelos silvícolas del castaño, tanto los orientados a la producción de fruto como de madera.

Modelo silvícola de plantaciones para madera

  • Especie principal. Castanea sativa Miller, plantada a una altitud de más de 550 metros; o Castanea x hybrida, plantada en altitudes menores. Este modelo también es aplicable a formaciones mixtas con pinos u otras frondosas autóctonas.
  • Objetivo. Conseguir madera para sierra y chapa. Entre 200 y 250 pies por hectárea de calidad en tala final.
  • Distritos preferentes de aplicación. Todos los distritos forestales.

 

Regeneración

  • Marco y densidad de plantación.
    • Plantación de alta densidad para madera: 815-1.430 pies/ha (3,5 x 2 m; 3,5 x 3 m; 3,5 x 3,5 m y 4 x 2 m). Dejar 3,5 m en una de las direcciones para mecanizar.
    • Plantaciones de baja densidad para madera: 400-625 pies/ha (5 x 5 m a 4 x 4 m). Exige el uso de material de excelente calidad genética y morfolóxica (seleccionado en Castanea sativa y controlado en Castanea hybrida). Empleo preferente de variedades o clones resistentes a la avespiña.

Es recomendable el riego y preparación de alcorques y el cumplimiento de las distancias mínimas establecidas en el anexo ll de la Ley 7/2012.

  • Mantenimientos. Reposición de marras y desbroce total el primer año tras la plantación. Mecanizado entre renglones de plantación y manual en las plantas. Abonado (N,P,K) bajo en nitrógeno y de liberación gradual.

 

Tratamientos silvícolas

  • Podas de formación. Se aplicarán podas de formación buscando formar fuste continuo y vertical, a partir de los 2 años hasta los 6-7 años buscando 6 m de fuste recto, actuando repetidamente cada 2 o 3 años. Es posible formar mediante poda sólo los pies de más calidad (400 pies/ha de buena conformación). Absolutamente necesaria en plantaciones de baja densidad (5 x 5 m a 4 x 4 m). Muy importante tener en cuenta la desinfección de la herramienta entre árboles. Se recomiendan cortes limpios y el uso de selladores (todas estas actuaciones destinadas a evitar ataque del chancro). Poda baja de todos los pies hasta 2,5-3 m, poda alta a 6 m de 250 pies/ha.
  • Clareos. Optativo. Bajar la densidad a 600-800 árboles/ha, se realizará sólo se se parte de alta densidad. A los 8 o 12 años. Tratamiento de restos de desmestas/podas por trituración, desparramado o retirada para aprovechamiento, según la legislación vigente, en el 50% de las entreliñas.
  • Claras. La primera rarea, con selección de 250 árboles/ha, debe ser tempranero (13-16 años) si no se hizo desmesta, para favorecer crecimiento diametral. Con desmesta previa, se hará a los 18-20 años (dejando 370 árboles/ha). Se obtiene madera para estacas o trituración. Se recomiendan 2-3 rareas más, con periodicidad de 7-8 años, obteniendo madera serrable de pequeña dimensión (primeras rareas o segundas), y serradura y ebanistería (segundas rareas en adelante), con tendencia a densidad final de 200 a 250 pies/ha. Se recomienda respetar arbolado de otras frondosas autóctonas.

 

Tala final de regeneración

  • Edad de tala. La edad recomendada es de 30 a 60 años, dependiendo de la calidad de estación y del diámetro objetivo. Se recomienda priorizar turnos largos para mantener modelos de combustible de frouma bajo el arbolado como estrategia preventiva de incendios.
  • Métodos de tala. A hecho. Regeneración en chirpiales de monte bajo. Posibilidad de utilización combinada de brinzales y resalvos como forma de regeneración.

Madeira-de-castineiro-Maderas-Fernandez-

Modelo silvícola para la producción de fruto

  • Especie principal. Castanea sativa Miller, plantada a una altitud de más de 550 metros; o Castanea x hybrida enxerta, plantada en altitudes menores.
  • Objetivo. Conseguir una producción frutal en nuevas plantaciones.
  • Distritos preferentes de aplicación. Todos los distritos forestales. Preferentemente, aquellos que coincidan con la indicación geográfica protegida Castaña de Galicia, en la actualidad:
    • Todos los de la provincia de Ourense.
    • Todos los de la provincia de Lugo excepto los tener municipales de O Vicedo, Viveiro, Xove, Ciervo, Burela, Foz, Barreiros y Ribadeo pertenecientes al Distrito VI.
    • En la provincia de Pontevedra el Distrito XVI y los términos municipales de Cotobade, A Lama, Campo Lameiro y Cuntis, pertenecientes al Distrito XIX.
      lo En la provincia de A Coruña los términos municipales de Boimorto, Melide, Santiso, Desván, Toques y Arzú pertenecientes al Distrito III.

 

Regeneración

  • Marco y densidad de plantación.
    • Plantaciones para fruto: 50-100 pies/ha (10 x 10 m a 14 x 14 m), siendo admisible bajar hasta 7 x 7 m en áreas de montaña más septentrionales. Material de calidad genética y morfológica, patrón (usualmente híbrido) injertado con pula (C. Sativa) de variedad de alta calidad para fruto (aconsejable monovarietal o bivarietal con polinizadores).
    • Patrón: Usar material cualificado o controlado en el caso de clones híbridos de castaño de los campos de plantas madre registrados. Para altitudes menores de 550m es obligado el uso de castaño híbrido (resistencia frente a tinta). Altitudes mayores aconsejable castaño silvestre. Recomendable a riego y preparación de alcorques. Además del cumplimiento de las distancias mínimas establecidas en el anexo II de la Ley 7/2012.
  • Variedades. Pula: las variedad recomendables de C. Sativa a enxertar en caso de que el patrón sea un híbrido o directamente en el caso de plantas de castaño silvestre son: Amarelante, Famosa, Garrida, Longal, De Pared, Ventura y Judía, así como las de buena aptitud como polinizador: Negral, Picona, Tardía y Rapada.
  • Mantenimientos. Reposición de marras y desbroce total los dos primeros años. Mecanizado entre renglones de plantación y manual en las plantas, o químico consonte legislación. Aconsejable arroyo y abono de liberación gradual (2-3 píldoras por planta 4/14/14 + 10CAO), así como granulado, también de liberación gradual (50 gr/planta 11/22/9 + 6MgO), o incluso la combinación de 100 gr/planta de P2El5 y 40gr/planta de K2Lo en forma de fosfatos naturales y sulfato potásico respectivamente.

Tratamientos silvícolas

  • Podas. Podas de formación buscando formar fuste con muchas ramas, con amplia copa. A comenzar a los 7-9 años y continuar cada 5 o 6 años hasta conseguir obtener una cruz baja entre 3-6 m y una copa muy abierta con una grande ramificación. Grande importancia en las medidas de prevención fitosanitaria. Aconsejable practicarla en verano (mes de julio). ES necesaria la desinfección minuciosa de las herramientas de poda y sellado tras lo corte.

castañas

Modelo silvícola para la creación y cuidado de sotos

  • Especie principal. Castanea sativa Miller, aplicable a formaciones mixtas con otras frondosas autóctonas.
  • Objetivo. Producción de fruto o mixta fruto-madera en sotos tradicionales.
  • Distritos preferentes de aplicación. Aquellos con presencia de sotos viejos de castaño, en particular VII y VIII (Lugo) y XIII, XIV y XV (Ourense). Modelo orientado a la gestión de sotos tradicionales con objetivo principal de producción de fruto, incluyendo actuaciones de mantenimiento, mejora y restauración.

Regeneración

  • Recogidas. Asegurar la recogida efectiva de la cosecha de castaña para evitar que se complete el ciclo de perforadores.
  • Mantenimiento. Control de la vegetación de subpiso que pueda suponer riesgo de incendio, de modo que se facilite la recogida. Se emplearán, si las condiciones lo permiten, medios mecánicos. Control de regeneración de otras especies que no contribuyan al aprovechamiento principal.
  • Aprovechamientos complementarios. Compatibilidad con aprovechamiento micológico y ganadero, en especial con la retirada de la hoja desfrondada.

Tratamientos silvícolas

  • Podas. Poda de renovación de copas eliminando ramas envejecidas (que podrán suponer aprovechamiento maderero) y de baja producción de castaña. Renovación de copa progresiva (cada 10 años renovando por completo cada 30), evitando descabezar todo el árbol. Selección posterior de brotes o re-injertado de la misma variedad o variedad alternativa. Poda de brotes bravos por debajo del injerto.
  • Regeneración y injertado. Relevo de pies muy envejecidos y de escaso vigor mediante recepado, replantación o relevo por brinzal de regenerado natural. Injertado de los brotes o brinzales con variedades tradicionales.
  • Recuperación o restauración. Intervenciones de recuperación en sotos abandonados, consistentes en tala de arbolada de otras especies, desbroce, eliminación de brotes de castaño bravo, poda de ramas envejecidas, equilibrado de copas, selección de brotes y replantaciones.
  • Control sanitario. Seguimiento y control de problemas sanitarios, en particular de chancro, perforadores de castaña y avispilla.

manzaneda castiñeiro souto 1

Mapa de distritos forestles de Galicia

 

Mapa distritos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información