Fibras textiles forestales, un mercado en ascenso a nivel mundial

Los tejidos elaborados a partir de madera representan ya un 7% de los empleados en el sector. Las perspectivas apuntan a un crecimiento progresivo, en la línea de una moda más sustentable y elaborada con materiales de calidad

Fibras textiles forestales, un mercado en ascenso a nivel mundial

Una colección elaborada con fibras forestales de Textil Santanderina y diseñada por María Lafuente.

Las fibras textiles de origen forestal son ya una realidad en el sector de la moda y una tendencia con una creciente demanda en los últimos años. El secreto de este auge parece radicar no solo en la calidad que ofrecen las prendas confeccionadas con ellas, sino también en que estas fibras son un camino hacia la sostenibilidad para un sector, el textil, que arrastra un elevado impacto ambiental.

Estos fueron dos de los argumentos que se presentaron sobre las fibras celulósicas en la jornada telemática ‘Moda en madera para un consumo responsable’, organizada por la Asociación Gallega Promotora de la Certificación Forestal – PEFC Galicia y cofinanciada por XERA, Axencia Galega da Industria Forestal.

La producción de tejidos de origen forestal consume un tercio de la energía y 60 veces menos cantidad de agua que la misma producción de tejidos de algodón

Las fibras celulósicas se presentan como una oportunidad para el sector textil, que busca una producción más sostenible. Este tipo de fibras obtenidas de árboles, principalmente del eucalipto, permiten reducir el impacto ambiental de manera considerable. “La producción de tejidos de origen forestal consume un tercio de la energía y 60 veces menos cantidad de agua que la misma producción de tejidos de algodón”, apuntó Ana Belén Noriega Bravo, secretaria general de PEFC España, una de las relatoras de la jornada.

Las cifras

En los últimos años se ha notado un notable incremento de la demanda y presencia de estas fibras en el mercado. Los datos manejados por el Sistema de Certificación Forestal PEFC apuntan a que en 2019, la producción global de fibras celulósicas en el sector textil representaba un 6,4% de los 111 millones de mega toneladas que manejan.

La viscosa forestal es sin duda la fibra con mayor implantación, ya que representa un 79% de la producción de fibras celulósicas del sector textil. El acetate ocupa la segunda posición (13%); mientras otras alternativas como el lyocell (4.3%), el modal (2,8%) o cupro (con menos del 1% ) son aún muy minoritarias, pese a que tienen un menor impacto medioambiental y son más sostenible.

Produccion mundial de fibras forestales_ Datos PEFC 

En los últimos dos años, el uso y la demanda de fibras forestales se ha incrementado y se espera que esta tendencia se mantenga en 2022. Así, mientras que en 2019 la producción de fibras forestales textiles se situaba en 7,1 millones de mega toneladas, en 2021 se alcanzarán los 8 millones y se aguarda que en 2022 se llegue a los 8,5 millones.

Evolucion produccion de fibras celulosicas en el mundo _Fuente PEFC

Evolución de la producción de fibras celulósicas en el mundo. //Fuente PEFC

A mayores de su superior sostenibilidad, los tejidos forestales se pueden acompañar además de la certificación forestal, de manera que aquellos productos con el sello PEFC aseguran además una gestión sostenible en la obtención de materia prima. En este sentido, a nivel mundial en la actualidad hay 50 empresas de los distintos eslabones del sector textil que cuentan con la certificación PEFC. En su mayoría, 26 de ellas, se trata de empresas especializadas en el desarrollo de la pasta celulósica, aunque también comienza a haber firmas centradas en la producción de textiles, fibra o hilos.

Empresas que trabajan con fibras celulosicas con certificado PEFC

Empresas que trabajan con fibras celulósicas con certificado PEFC

“La cadena de custodia es un mecanismo que garantiza la trazabilidad de los textiles y otros productos forestales a lo largo de la cadena de suministro, hasta el cliente final. Queremos que desde el bosque hasta la prenda haya una cadena de custodia certificada”, reivindica Noriega Bravo, sobre la importancia de la certificación forestal PEFC en el sector textil.

La apuesta por las fibras forestales

Una de las firmas del sector de la moda en España que ha hecho una apuesta por el uso de fibras forestales es Textil Santanderina SA, con sede central en Cantabria y delegaciones en distintas comunidades autónomas del territorio nacional, entre las que también se incluye Galicia. La empresa, con una facturación de 60 millones de euros, 280 trabajadores y con casi un siglo de trayectoria, lleva tiempo centrada en reducir su impacto en el medio ambiente mediante distintas estrategias.

El Grupo Santanderina viene apostando desde hace más de 30 años por el desarrollo de producto basado en fibras celulósicas

Una de las vías para lograrlo es la apuesta por las fibras forestales. “El Grupo Santanderina viene apostando desde hace más de 30 años por el desarrollo de producto basado en fibras celulósicas”, indica José Antonio Mazorra, director de compras y Responsabilidad Social de la empresa. Santanderina es una firma con una estructura vertical, que abarca desde la recepción de la materia prima hasta la prenda final.

“Siempre hemos estado preocupados por saber el impacto que genera nuestra actividad empresarial en el entorno, para lo que hemos incorporado tecnologías para ser capaces de medirlo y reducirlo”, explica Mazorra. Por este motivo, en Textil Santanderina también han contado con sellos como PEFC para garantizar así una producción más sostenible desde la obtención de la materia prima.

En el desarrollo de productos basados en fibras celulósicas llevan más de 30 años colaborando con el grupo líder Lenzing Group. Este trabajo conjunto les ha permitido desarrollar productos elaborados sobre todo con fibras como el Lyocell, más conocido como Tencel, y la Viscosa Ecovero, ambas obtenidas principalmente del eucalipto y con sellos de certificación forestal como PEFC y FSC, así como el de neutralidad de carbono. “Debemos tener en cuenta el bajo impacto ambiental que tienen estas fibras, así como que la celulosa es el polímero natural más abundante en la tierra”, señalan desde Grupo Santanderina.

La firma trabaja sobre todo con fibras de Lyocell y Viscosa. También han incorporado la Refibra, una mezcla obtenida con algodón reciclado y fibra celulósica

Grupo Santanderina también está apostando por la Refibra, una solución textil desarrollada por Lenzing con pulpa de tejido de algodón reciclado mezclada con fibra vegetal virgen de eucalipto. “Combina lo mejor de ambos materiales para crear una de las soluciones textiles más sostenibles y modernas”, reivindican. “Hay que tener presente que cada una de estas fibras proporciona a las prendas unas características diferenciadas, no solo son una alternativa sostenible”, explica Mazorra.

En este sentido, también la diseñadora María Lafuente, que ha incorporado en sus diseños las fibras de origen forestal como el Tencel, reivindica no solo su elección por ser una alternativa más sostenible y comprometida con el medio ambiente sino por su calidad y confort. “La gente se sorprende y queda maravillada con el tacto suave y la comodidad de estas prendas”, comenta.

Ventajas de las fibras forestales

Vistas al microscopio, las fibras de forestales tienen el poro más cerrado que otras alternativas de origen vegetal como el algodón. Además, tienen menor riesgo de presencia de bacterias.

La suavidad que ofrecen estas fibras forestales como el Tencel se debe a que las fibras de origen forestal tienen el poro más cerrado en comparación con otras de origen vegetal como el algodón. “Al tener el poro más cerrado son extremadamente suaves e incluso son fibras indicadas para personas con problemas en la piel”, indica Montserrat Rodríguez Ogea, directora de Innovación de XERA, Axencia Galega da Industria Forestal.

Otra de las ventajas destacadas en la jornada es que se trata de una alternativa con un menor riesgo de presencia de bacterias. Frente a otros materiales como el poliéster o el algodón la presencia de bacterias se reduce a la mínima expresión en tejidos elaborados con fibras forestales.

A día de hoy, la mayoría de las marcas ha incorporado en sus colecciones prendas fabricadas con fibras forestales, tal y como coinciden en señalar los participantes en la jornada. Reivindican el uso de estos materiales sostenibles coMO un cambio necesario en el textil, junto a una apuesta por prendas de calidad y duraderas.

La compañía portuguesa Altri, interesada en invertir en el proyecto gallego de fibras textiles a partir de la madera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información