Los productores de Ternera Gallega Suprema bloquean los mataderos mientras los camioneros mantienen cerrado el puerto de A Coruña

Las plantas de fabricación de piensos comienzan a parar ante la falla de suministro de materias primas. Un barco cargado con 33.000 toneladas de maíz procedente de Rumanía, que permanece fondeado frente a la dársena de Punta Langosteira, podría marcharse ante la imposibilidad de ser descargado

A entrada e saída de camións de Novafrigsa permanece cortada desde as 10 da noite deste luns. Os gandeiros non deixan nin entrar animais nin saír carne procesada. Na imaxe, bloqueo dun camión frigorífico da empresa Valín e Hijos cargado de carne

La entrada y salida de camiones de Novafrigsa permanece cortada desde las 10 de la noche del lunes. Los ganaderos no dejan ni entrar animales ni salir carne procesada. En la imagen, bloqueo de un camión frigorífico cargado de carne

La huelga de transportes sigue condicionando la actividad agroganadera en Galicia. Si el lunes, en el primer día del paro, lo más destacado fue el bloqueo de las industrias lácteas para evitar la salida de mercancía con destino a los supermercados y centros de distribución, este martes las consecuencias se trasladaron a otros sectores.

Los productores de Ternera Gallega Suprema, aglutinados en torno a la asociación Gandeiros Galegos da Suprema, se han sumado al paro de los camioneros bloqueando las entradas y salidas a los principales mataderos de la comunidad: Novafrigsa en Lugo, Carnicosa en A Coruña y Baixo Miño en el ayuntamiento pontevedrés de Tomiño.

Estamos echando una mano a los transportistas y también para reivindicar lo nuestro y estaremos mientras no se busque una solución a los precios bajos de la carne y a los costes de producción

Desde la pasada noche, en grupos de unas 15 o 20 personas, los ganaderos hacen turnos a las puertas de Novafrigsa, el matadero perteneciente al Grupo Coren, impidiendo la entrada de camiones con ganado y la salida de carne y de las canales de animales sacrificados en días pasados.

“Estamos echando una mano a los transportistas y también para reivindicar lo nuestro. Hemos estado toda la noche y todo el día y estaremos mientras no se busque una solución a los precios bajos de la carne y a los costes de producción”, explicaba este martes a Campo Galego Santiago Rego, presidente de la asociación Gandeiros Galegos da Suprema.

A lo largo del día el cierre iniciado en Novafrigsa se trasladó también a los mataderos de Carnicosa en A Coruña y a Baixo Miño en Tomiño

«Queremos denunciar los bajos precios que tenemos en el sector cárnico en Galicia. Nuestras explotaciones están en quiebra con los precios desorbitados de los costes de producción y los bajos precios de la carne en origen. Solicitamos urgentemente ayudas vinculadas al sector ganadero y una mesa de negociación para fijar un precio mínimo para nuestra carne en origen», reivindican.

A lo largo de la jornada, el bloqueo iniciado en la planta de Novafrigsa, ubicada en la parroquia luguesa de Coeses, se trasladó también a los mataderos de Carnicosa en A Coruña y Baixo Miño en Tomiño, en un intento por forzar el desabastecimiento de los mercados, algo a lo que también podría contribuir el hecho de que este martes no se haya celebrado el mercado semanal de Silleda y previsiblemente mañana tampoco se celebre el de Amio por la falta de animales ante la falta de transporte y la suspensión de las recogidas en las explotaciones.

“La situación en las fábricas de pienso es crítica”

El Wilson Gaeta es uno de los tres buques bloqueados en el puerto de A Coruña, en este caso cargado de fertilizantes

El Wilson Gaeta es uno de los buques bloqueados en el puerto de A Coruña cargado de fertilizantes

El puerto de A Coruña está siendo, junto a los polígonos industriales, uno de los epicentros de la huelga del transporte en Galicia. Los camioneros mantienen cerrado desde este lunes el acceso a la dársena coruñesa, impidiendo la entrada y salida de camiones con mercancía.

El bloqueo está teniendo consecuencias importantes sobre el suministro de materias primas a las plantas de fabricación de pienso ubicadas en Galicia, que dependen de las existencias de cereal en los almacenes portuarios para poder hacer las distintas mezclas y formulaciones y suministrarlas a las explotaciones.

El comité de huelga no permite entrar a cargar cereal al puerto y las existencias en los silos de las fábricas se agotan

Aunque el comité de huelga está permitiendo, dentro de los servicios mínimos, llevar pienso a las granjas, lo mismo que recoger la leche, se niegan a dejar que los camiones entren a puerto a buscar materias primas con las que reponer los silos de las fábricas, lo que está obligando a parar los molinos.

Las reservas de cereal de los fabricantes de pienso no están en las distintas plantas de fabricación, sino en los almacenes portuarios

“No nos están permitiendo cargar en puerto y las fábricas están empezando a parar la producción porque no tienen stock de cereales. Este martes por la tarde han tenido que parar varias y alguna de ellas no es nada pequeña”, explica Bruno Beade, director de Agafac, la asociación que engloba a los fabricantes de piensos gallegos.

“La situación es crítica, porque al alto precio y a la falta de disponibilidad de maíz, motivado por la guerra en Ucrania, se suma ahora esto”, recuerdan desde la Asociación Gallega de Fabricantes de Alimentos Compuestos, que alertan de un “inminente paro en la producción de las fábricas”.

Hoy por la tarde algunas fábricas ya tuvieron que parar por falta de stock de algún producto

De faltar suministro, las granjas más afectadas serían las que dependen en exclusiva de los concentrados para alimentar a sus animales, como las de pollos y cerdos. En las de vacuno de leche, que en el caso de las intensivas dependen también en buena medida de los piensos, los efectos serían una bajada drástica de la producción, aunque las vacas podrían mantenerse alimentadas a base de forrajes.

Barcos con maíz y fertilizantes bloqueados en puerto

La situación se agrava además por la presencia de un carguero con 33.000 toneladas de maíz procedente de Rumanía que llegó en la mañana de este martes y hasta ahora no pudo ser descargado por la negativa de los camioneros en huelga a permitir estas tareas.

El buque con 33.000 toneladas de maíz amenaza con marcharse mañana si no es descargado. Se trataría del cargamento puente que aseguraría las reservas mientras no llega el cereal argentino

“En este momento el barco está fondeado, ni siquiera llegó a atracar y se corre el riesgo de que se marche. Es un riesgo cierto, si no se descarga entre hoy y mañana lo más probable es que se marche para otro lado; hay muchos interesados”, indica Bruno.

En ese cargamento tenían los fabricantes gallegos de piensos puestas sus esperanzas para poder suplir la falta del maíz ucraniano. “Costó mucho lograr que viniese ese buque y el maíz que trae era la solución para llegar al enlace con el maíz argentino. El Gobierno nos ha comunicado ya oficialmente la autorización para importar cereales americanos, pero esos cargamentos tardarían un mes en llegar”, explica el director de Agafac.

Nosotros no les echamos la culpa a los camioneros, entendemos que sus peticiones son justas, pero no podemos estar así más días

“Le pedimos al Gobierno que negocie con los transportistas y atienda sus peticiones para que esto se resuelva lo antes posible. Nosotros no les echamos la culpa a los camioneros, entendemos que sus peticiones son justas, pero no podemos estar así más días”, aseguran los fabricantes de piensos.

En la misma situación, a la espera de ser descargados, se encuentran dos buques que transportan fertilizantes y que llegaron este lunes a puerto. Traen abonos para dos empresas gallegas con miras a su utilización en las campañas de fertilización de praderas de raigrás y siembra de maíz.

En la dársena coruñesa hay también dos barcos con fertilizantes que tampoco han sido descargados por ahora

Contrariamente a lo que sucede con el cereal, el fertilizante no se almacena en el puerto, sino que a medida que el barco se descarga es llevado para las propias instalaciones de las que disponen los distintos comercializadores que luego suministran a las explotaciones, por lo que, si la huelga del transporte se prolonga, en los próximos días podría también faltar abono en las granjas gallegas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información