Resueltas las ayudas de prevención de incendios en plena ola de fuegos en Ourense

Medio Rural comenzó a comunicar este lunes las subvenciones aprobadas para ejecutar desbroces en el monte y para crear puntos de agua. La concesión de los apoyos se retrasó este año más de lo habitual por el estado de alarma derivado del coronavirus

Publicidade
Resueltas las ayudas de prevención de incendios en plena ola de fuegos en Ourense

Cortafuegos en un monte. / Archivo.

Los retrasos en la resolución de las ayudas de prevención de incendios son un problema endémico de la Administración gallega. Son subvenciones dirigidas a financiar desbroces en el monte y a crear puntos de agua, trabajos que el sector forestal entiende que hay que tener ejecutados antes del verano, pero lo habitual es que las ayudas se concedan ya con la época de alto riesgo de incendios avanzada. Fue lo que sucedió el año pasado, cuando se resolvieron las ayudas el 15 de julio, y este año, la resolución se retrasó más de lo habitual por el estado de alarma derivado del coronavirus.

La concesión de las ayudas de prevención de incendios, dirigidas principalmente a comunidades de montes, se comenzó a comunicar este lunes, en plena ola de fuegos de Ourense, según confirman distintas fuentes del sector forestal.

Una vez recibida la comunicación de la concesión de la ayuda, las comunidades de montes beneficiarias tendrán ahora un plazo de 10 días para presentar una memoria explicativa de los trabajos. Después, los técnicos de Medio Rural tendrán que supervisar el proyecto sobre el terreno, antes de autorizar el inicio de las acciones preventivas.

Cuando esas medidas se puedan aplicar será ya el mes de octubre y la época de alto riesgo de incendios estará acabada. “La conclusión es que en la temporada de incendios 2020 no hubo medidas de prevención ejecutadas por las comunidades de montes con financiación de la Xunta”, explican distintas fuentes del sector forestal. Así las cosas, las acciones preventivas que se hayan hecho en el monte este año fueron bien a cargo de las cuentas de las propias comunidades, bien las ejecutadas con fondos propios por la Xunta en montes conveniados, públicos, pistas forestales y en zonas cedidas para puntos de agua.

Plazos
La cuestión es que la concesión de las ayudas para los trabajos de las comunidades de montes se retrasó debido al estado de alarma. Las ayudas se convocaron a mediados de febrero, con un mes de plazo para solicitarlas, hasta el 19 de marzo, pero hubo que interrumpir los plazos por el estado de alarma derivado del coronavirus, decretado el 14 de marzo. Una vez reanudada la cuenta de los plazos administrativos, el 1 de junio, el plazo de presentación de las solicitudes de las ayudas de prevención finalizó seis días después.

La resolución de las solicitudes comenzó a notificarse ayer, más de tres meses después. ¿Pudo haberse hecho antes?.

La parte buena del asunto es que este año la convocatoria era bianual, con lo cual los trabajos podrán ejecutarse hasta la primavera del próximo año, dejando el monte listo para el inicio de la próxima época de alto riesgo de incendios. Desde Medio Rural inciden en que esta campaña por primera vez las ayudas son bianuales, con una orden de ejecución que se prolonga hasta finales de abril de 2021, lo que permitirá que todas las comunidades ejecuten correctamente los trabajos en plazo, sin tener que renunciar a las ayudas por falta de tiempo para desarrollar los trabajos.

Fragmento de una de las notificaciones de resolución de ayudas recibidas ayer por los beneficiarios.

Fragmento de una de las notificaciones de resolución de ayudas recibidas ayer por los beneficiarios.

Líneas de las ayudas de prevención de incendios
Las líneas de apoyo que incluyen las ayudas son dos, una para control selectivo del combustible en áreas de cortafuegos, franjas auxiliares de pista, regenerados forestales y entrefajas. Esta línea tiene por objetivo la reducción de la carga de combustible presente en el monte y la creación de áreas de discontinuidad, tanto horizontal como vertical, que reduzcan la velocidad de propagación de un posible incendio.

La segunda línea es para la creación de puntos de agua que puedan prestar apoyo a los servicios de extinción de incendios. Los fondos destinados a estos apoyos en la convocatoria 2020 fueron de 5,8 millones de euros (3 millones de euros para la anualidad 2020 y 2,8 millones para 2021). De la cantidad total, 4,8 millones se orientan a financiar desbroces en el monte y el millón restante a la creación de puntos de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información