«Si los Tecores desaparecen, el problema del jabalí se va a multiplicar»

Hablamos con Fernando Rois, presidente de la Asociación de Tecores Gallegos, Ategal, sobre la gestión del jabalí y las responsabilidades de los daños causados por la fauna salvaje. Abordamos también otros temas, como el aumento de las restricciones a la caza del lobo por daños o la gestión de caza menor en los montes gallegos

Publicidade
«Si los Tecores desaparecen, el problema del jabalí se va a multiplicar»

Fernando Rois es el presidente de Ategal desde la fundación de la asociación a comienzos del año 2020.

Fernando Rois es un cazador curtido, con años de caza a sus espaldas y también con experiencia en la gestión cinegética, ya que lleva años al frente del Tecor da Ulloa, que abarca los ayuntamientos de Palas de Rei y Monterroso (Lugo). Además, es el presidente de la Asociación de Tecores Gallegos, Ategal, que nació a comienzos del 2020.

Hablamos con el sobre el problema del jabalí y abordamos también otras cuestiones de actualidad, como el aumento de las restricciones a la caza del lobo por daños o la reducción de las poblaciones de perdices y conejos en los montes gallegos.

-¿Cómo valoran la situación actual de los tecores en la gestión del jabalí?
-Los tecores estamos pasando un momento difícil, una auténtica persecución. El problema del jabalí es responsabilidad de la Administración. Los cazadores llevamos tiempo aportando soluciones para su gestión, pero no se están teniendo en cuenta. En Ategal vamos a estar siempre al lado de los agricultores y ganaderos, ya que no pueden estar sufriendo los daños del jabalí como vienen haciendo. Los cazadores no somos el problema, sino la solución para la gestión del jabalí. Nosotros no creamos el problema del jabalí y ahora parece ser que nos quieren hacer los únicos responsables. Nos responsabilizan de los accidentes y de los daños. Tanto para Administración como para los ganaderos parece que los únicos responsables hayamos sido los cazadores.

-Las últimas sentencias judiciales de daños provocados por especies cinegéticas fallaron a favor de los denunciantes y resolvieron que son las sociedades de caza, como la de Xermade, las que se deben hacer cargo de ellos, ¿cómo recibieron estas sentencias?
-No podemos dejar un problema como el actual en manos de una de las partes implicadas, los agricultores. Nosotros tenemos claro que ellos tampoco tienen la culpa de que la Administración no haya visto venir el problema ya hace unos años y que no haya actuado para atajarlo. Lo que no se entiende es que ahora seamos los cazadores los responsables. Los tecores ya llevábamos tiempo advirtiendo que la población de jabalí en Galicia se estaba desmandando y mientras vivimos una persecución de la Administración con medidas como los cupos o el cobro de los precintos… Los ganaderos deben ser conscientes de que si los tecores desaparecen el problema se va a multiplicar.

«Los cazadores no creamos el problema del jabalí y ahora parece ser que nos quieren hacer los únicos responsables de los accidentes y de los daños a cultivos»

-¿Se está responsabilizando a los tecores en exclusiva de esta proliferación de jabalí?
-Los tecores no creamos este problema. Nosotros estábabamos muy bien como Coto Privado de Caza, ya que gestionábamos la caza menor y si había jabalí hacíamos una batida por daños. La Administración fue la que le pasó el problema a los tecores, al pasar a ser los responsables de la caza menor y mayor. El problema es que en la caza mayor quien la continúa administrando es la propia Administración, puesto que hubo momentos en los que se solicitaron batidas y no se autorizaron, así como hubo épocas en las que había mucha población de jabalí y no se aumentaban los cupos anuales.

«Llevar a los tecores al juzgado no es la solución, tenemos que procurar acuerdos entre todos, no tiene sentido enfrentarnos entre nosotros»

-Tanto desde Aperfasa como desde Unións Agrarias apuntan a que las denuncias cursadas contra los tecores reclamando compensaciones por los daños buscan hacer reaccionar a la Xunta y hacer frente a las pérdidas que le supone el jabalí. ¿Esperan respuesta por parte de la Xunta? ¿Abordaron la cuestión con la Consellería desde Ategal?
-Agricultores y tecores tenemos que ir de la mano. Se hay daños debemos hacer un frente común para que la Administración reaccione. Desde Ategal estamos abiertos a reunirnos con la Consellería para tratar de buscar soluciones entre todos, de hecho ya tenemos solicitada una reunión con la Conselleira, quien nos consta que tiene intención de abordar la problemática. Ahora tenemos que sentarnos y comenzar a trabajar entre todos.

En Galicia tenemos el problema de que nadie ha defendido nunca a los agricultores ni a los cazadores. Hacían a unos culpables por sembrar maíz y a los otros por cazar jabalí. La Administración es la responsable de que estemos como estamos. Llevar a los tecores al juzgado no es la solución, tenemos que procurar acuerdos entre todos, no tiene sentido enfrentarnos entre nosotros.

Desde Ategal estamos dispuestos a reunirnos con los sindicatos, la Conselleira y distintas entidades que puedan aportar soluciones a la situación actual y a los daños que se están sufriendo. Hace falta empezar a trabajar ya.

-Algunos tecores como el de Dozón (Pontevedra) ya anunciaron que valoran excluir aquellas parcelas de explotaciones que los denuncien por daños. ¿Creen que esta medida se puede extender a otros tecores?
-Los tecores tienen que defenderse, pero yo le pediría que no excluyan las fincas que nos denuncien, porque tenemos que defender a esos agricultores, tenemos que permanecer a su lado. Un agricultor no puede sembrar una finca de maíz y que el jabalí se la como toda, habrá que indemnizarlo con precios justos. Por ahora recomendamos evitar esas medidas de presión, porque en cuanto se excluyan zonas el problema va a ser mayor para esos ganaderos. Entendemos que, a veces, los cazadores se sienten marginados por los ganaderos, ya que intentamos solucionarle un problema que están teniendo y, como presión a la Administración, rematan pagándolo con el tecor.

-Se ha propuesto también que los tecores aporten una tasa anual al fondo de corresponsabilidad de la Xunta para hacer frente a los daños por jabalí. ¿Apoyan esta medida?
-Tenemos que tener reuniones para buscar soluciones. Los cazadores no podemos ser los que carguen con todos los gastos. Nosotros ya estamos pagando las licencias, las hectáreas que tenemos acotadas, las pólizas de vehículos, los daños a los cultivos… Los tecores no vamos a dar soportado todos esos gastos.

«En Galicia, la caza no busca el beneficio económico, sino que son tecores sociales, con lo que los ingresos son mínimos y ya estamos teniendo importantes gastos»

-¿Está en peligro la viabilidad de las sociedades de caza?
-Desde luego. Si esta situación se mantiene, muchas de las sociedades de caza van a rematar por desaparecer. Podrán mantenerse en las zonas de alta montaña, pero en aquellas comarcas con cultivos no podrán mantenerse por los costes que les reclaman. En Galicia, la caza no busca el beneficio económico, sino que son tecores sociales, donde cazan los propietarios de los terrenos, con lo que los ingresos son mínimos y ya estamos teniendo importantes gastos. Al año pagamos unos 6.000 euros por responsabilidad civil, otros 2.000 euros en tasas, junto con las licencias de los cazadores y por si fuese poco ahora también nos hacen pagar los precintos a los jabalís que cazamos. Con todo lo que nos hacen pagar, ya podría la Administración destinar una parte para ese fondo de corresponsabilidad y no pedir un pago a mayores.

-¿Qué medidas creen que se podrían aplicar para que el jabalí no siga a ser un problema para muchas ganaderías?
-Tenemos el fondo de corresponsabilidad que aún no llegó a ponerse nunca en marcha. Todos tendremos que asumir los costes, no solo una de las partes implicadas. Además tenemos otras medidas que le trasladaremos a la Conselleira cuando nos reunamos con ella.

«Del Duero para el norte, el lobo no debe ser una especie protegida y que no se pueda cazar por daños»

-Este año también se revisó la gestión del lobo en España y está previsto que se restrinja aún más su caza por daños a partir del 25 de septiembre. ¿Qué opinión tienen al respecto desde Ategal?
-Nosotros lo hemos dicho ya desde que se comenzó a debatir esta cuestión: el lobo del Duero para el norte no debe ser una especie protegida y que no se pueda caza. Como todas las comunidades han tenido el mismo peso a la hora de decidir sobre esta medida, tuviesen o no presencia de lobo, también creo que a lo mejor ahora era interesante llevarles la mitad de las manadas que tenemos en los territorios que convivimos con el lobo para estas regiones y que sepan lo que es. No tiene lógica que hayan podido decidir la gestión que vamos a hacer las comunidades que tenemos lobo aquellas que no tienen. Estamos a favor de una regulación del lobo, pero no se puede permitir que de nuevo los ganaderos sean los perjudicados.

-Al margen de la caza mayor, ¿especies como el conejo o la perdiz están sufriendo un retroceso en los últimos años? ¿Hay conejos en los montes gallegos?
-La caza menor es muy difícil recuperarla, aunque los tecores están haciendo un esfuerzo muy importante. Cambiaron los cultivos, ahora no hay aquellas fincas de trigo o centeno que había hace años y que permitían sobrevivir a las perdices bravas. En otras zonas de España, el conejo está siendo una auténtica peste, pero en Galicia está siendo muy difícil garantizar que los haya en el monte. Los tecores llevan invertido mucho dinero en repoblaciones, creaciones de biotopos, desbroces para facilitar su recuperación, pero no ha habido unas directrices claras sobre las que trabajar para su recuperación. No se contemplaron medidas de mayor impacto como la ordenación del territorio o la investigación para crear vacunas con las que combatir la mixomatosis o la hemorragia vírica.

«El jabalí es uno de los grandes depredadores de la perdiz, al arrasar las puestas de huevos del suelo»

Otra de las causas de que no haya conejos y perdices bravas en el monte es que en Galicia no se hace un control de los depredadores. Lo único que están haciendo los tecores con las sueltas de conejos y perdices es proporcionar carne para depredadores como la marta o los visones. En el caso de la perdiz, uno de sus grandes depredadores es el jabalí, que arrasa los huevos que ponen en el suelo.

– ¿Qué propuestas han previsto llevar a cabo a corto plazo desde Ategal?
-Nosotros somos una asociación sin muchos recursos económicos. Las actividades van a estar orientadas a reuniones con los tecores y a poder ayudar a los cazadores a defender sus derechos.

Balance del primer año de Ategal

– ¿Cuántos tecores integran Ategal?
-Ahora mismo la asociación integra 53 tecores de Galicia, pero es un número que esperamos que se incremente, ya que aún no hemos llevado a cabo la campaña de captación de socios.

-¿Surgió con presencia en las 4 provincias?
-Sí, en estos momentos tenemos tecores de las 4 provincias.

-¿Con qué objetivos crearon la asociación?
-Ategal nace con el claro objetivo de defender los intereses de los cazadores, tecores y de la caza en general. Los presidentes de algunos tecores sentíamos que los tecores no estábamos representados en un momento difícil para la caza como el que estamos viviendo en los últimos años. En la Administración ya vimos también que no se estaban defendiendo los intereses generales de los cazadores, sino que en muchos casos se atendía a intereses propios.

Somos una asociación sin ánimo de lucro y que no vamos a pedir subvención de ningún tipo, para así poder mantenernos desvinculados del poder, ya que al recibir ayudas de las Administraciones luego terminas maniatado. Nosotros nos sustentaremos con las aportaciones de los socios.

-¿Cómo ha resultado este primer año de trayectoria?
-El primer año ha sido duro, ya que acabábamos de empezar cuándo apareció el Covid-19 y tuvimos que hacer frente ya a diferentes conflictos, como la autorización de la Administración para cazar y saltarse el confinamiento a aquellos cazadores que tenían la tarjeta federativa. Lógicamente no apoyábamos que una entidad pudiera vender estas tarjetas para librarse de las limitaciones de movimiento que otros cazadores estábamos teniendo. Nosotros defendemos que todos los cazadores debíamos ser tratados de igual manera. Así, la asociación nació con la intención de defender los intereses generales de todos los cazadores, no sólo de los que están asociados a Ategal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información