‘Contra la moratoria, un modelo de monte sostenible y equilibrado es posible’

El portavoz de Medio Rural del Grupo Parlamentario Socialista, Martín Seco, analiza en este artículo de opinión algunas de las primeras consecuencias que ha traído el nuevo Plan Forestal, como la moratoria del eucalipto

Publicidade
‘Contra la moratoria, un modelo de monte sostenible y equilibrado es posible’

Plantación de eucaliptos. // Foto de archivo.

Los y las socialistas de Galicia hemos sido muy críticos con el nuevo Plan Forestal que el gobierno de Feijóo aprobó hace unos meses. Difícil creer que el PP desee planificar algo cuando no hace un análisis de la situación sobre la que establecer el modelo de monte que desea implantar, y cuando justifica todo en una supuesta flexibilidad en la que todo cabe y en la que sólo salen beneficiados unos pocos.

Galicia representa el 50% de la producción maderera de toda España, pero sólo aporta el 13% de la renta estatal del sector y un porcentaje similar del total del empleo. Además, su contribución es inferior a la que teníamos en la última década del siglo pasado, la industria local y comarcal ha ido desapareciendo y carecemos de un sector industrial que transforme la madera y deje un mayor beneficio en nuestra tierra.

Martin seco garcia_PSDG

El portavoz socialista de Medio Rural, Martín Seco.

Después de establecer en dicho Plan Forestal un incremento de una ‘desconocida’ superficie de eucalipto en un 3% en el quinquenio 2021-2025, el gobierno de la Xunta anunció en el propio debate parlamentario una moratoria ‘en diferido’ de las plantaciones de eucalipto allí donde no estuviera plantado antes de esa suspensión.

Feijóo lanzó un mensaje de «sálvese quien pueda» a nuestro rural, y consiguió que en un mes se hayan agotado las existencias de eucalipto en los viveros y que los maderistas hayan sido incapaces de cortar todo el monte de pino y otras especies que les ofertaban los propietarios con la única condición de hacerlo en el menor plazo posible y, consecuentemente, con una importante depreciación de la madera.

El gobierno no ha explicado quién ha sido beneficiado de esta incomprensible intervención en el mercado de la madera de un supuesto gobierno liberal y a qué precio ha estado pagando la industria el pino durante casi cinco meses. Lo que claro está es que muchos ciudadanos humildes de nuestro país sufrieron una depreciación de sus bienes en un duro momento de crisis, y que el eucalipto en algunas partes de nuestro territorio se ha incrementado de manera alarmante durante estos cinco meses.

En estas fechas hemos visto como aparecían múltiples sanciones a pequeños propietarios forestales por toda Galicia y, tres días después de que la Consellería anunciara la moratoria, apareció publicado un proyecto de macroplantación de eucalipto equivalente a 760 campos de fútbol en el entorno de As Pontes, en el distrito forestal de Galicia con mayor porcentaje de esa especie segundo el estudio del grupo de investigadores Smartforest. Es decir, las políticas del PP siguen beneficiando a los poderosos, a los que permite macroplantaciones en las zonas de monocultivo de Galicia, mientras castiga a los pequeños propietarios forestales sin la posibilidad de acudir a una pequeña renta forestal por sus propiedades.

Este grupo de investigadores independientes vuelve a poner de manifiesto que la solución está en la planificación de los distritos, como defendemos desde el PSdeG desde hace tiempo, con una gestión sostenible del monte basada en cuatro ejes.

«Hay que romper las actuales tres Galicias forestales: la del monocultivo de eucalipto, la del abandono de la montaña oriental y la de la conflictividad e inseguridad de la franja central»

En primer lugar, la planificación y el cumplimiento de la ley, que debe desarrollar con agilidad los planes de ordenación de todos los distritos de Galicia, apoyando las actuaciones que están en la ley y vigilando las que no. En segundo término, estableciendo un modelo de gestión forestal asentado en el territorio que regule lo que puede hacer cada gestor forestal y fijando como unidad de la gestión al propio gestor, que debe tener unas superficies dedicadas a la producción y otras a la conservación, como los modelos que se aplican en la agricultura para la PAC. Como tercer eje, hace falta establecer el monte como base de desarrollo de la ganadería y otras actividades agrarias. Por último, el reequilibrio territorial: hay que romper las actuales tres Galicias forestales (la del monocultivo de eucalipto, la del abandono de la montaña oriental y la de la conflictividad e inseguridad de la franja central), permitiendo las plantaciones de distintas especies por todo el territorio y rompiendo el monocultivo en ciertos distritos y la imposibilidad de plantar algunas especies en otros.

Un modelo de monte sostenible y equilibrado es posible en Galicia, sólo hay que tener voluntad política.

Martín Seco García *

Martín Seco García es el portavoz de Medio Rural del Grupo Parlamentario Socialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información