¿Es posible una granja nueva y competitiva para más de 50 vacas por menos de 50.000 euros?

La familia Laschober busca la optimización de su ganadería en todos los ámbitos, desde la construcción de su establo, que no superó los 40.000 euros; hasta la gestión diaria o la elección de sus vacas, de raza Fleckvieh. Conocemos más sobre esta ganadería intensiva de la montaña de Austria

¿Es posible una granja nueva y competitiva para más de 50 vacas por menos de 50.000 euros?

La familia Laschober en su ganadería, con más de 100 cabezas de la raza Fleckvieh.

Franz Laschober es un ganadero de vacuno de leche en intensivo de la región montañosa de Lichtenegg, en Austria. En los últimos años ha buscado optimizar los recursos de su ganadería en todos los aspectos, desde la elección de la raza y el tipo de animales con los que trabaja hasta en la construcción del nuevo establo.

Cuenta con unas 53 vacas en ordeño de la raza Fleckvieh y un rebaño total de 113 animales aunque con perspectivas de incrementar su cabaña en los próximos años. De hecho, aunque dispone de un establo que terminó hace poco más de un año, ha dejado todo preparado para poder ampliar las instalaciones. “En un futuro queremos tener también los terneros en esta nave, que ahora están en las antiguas instalaciones”, apunta el ganadero.

Esta ganadería fue una de las que se incluyó en el Agrotour, organizado por geneticAustria GmbH, y en el que participaron un grupo de ganaderos gallegos que conocieron de primera mano las instalaciones, los animales y el manejo que realizan.

Grupo-Agrotour-visita-ganderia-Laschober-

Los ganaderos gallegos que participaron en la visita conocieron con los propietarios los animais y el manejo de la ganadería.

Producir leche, con el respaldo de la carne

Hace más de 20 años que Franz se hizo cargo de la granja familiar y hoy piensa ya en el relevo que asumirá su hijo Daniel y su nuera Daniela en los próximos años. En aquel momento contaban con una ganadería para producir tanto leche como carne y Franz decidió apostar de lleno por la producción láctea, aunque sin perder de vista que la venta de animales con una buena condición corporal es un ingreso extra y seguro para la ganadería.

Pasó de una producción lechera anual que rondaba los 25.000 litros, con unas 15 vacas en ordeño, a llegar a unos 300.000 litros al año con medio centenar de vacas. El rendimiento lechero de su rebaño es de unos 9.700 quilos de leche, con un 3,98% de materia grasa y un 3,52 % de proteína.

“Nuestro objetivo es tener vacas que sean rentables y funcionales”

“Nuestro objetivo es tener vacas que sean rentables y funcionales”, indica Franz. Para conseguir este tipo de ejemplares tienen en cuenta parámetros como la aptitud corporal y procuran contar con vacas con cierta envergadura, animales largos y con buenos aplomos, que les permitan una mayor ingesta de alimento. “También tienen en cuenta la ubre, dada la relación entre las cualidades de la ubre y la longevidad de las vacas”, como señala Andreas Wurzinger, técnico de la Asociación de Criadores de Baja Austria – Noegenetik, que se encarga del asesoramiento de la ganadería.

Ganderia-Fleckvieh-Austria-G.-Laschober-

La raza Fleckvieh les permite lograr buenas producciones lácteas y tener animales con un buen rendimiento cárnico.

En los últimos años, en la ganadería han apostado por utilizar toros genómicos para la inseminación de sus animales. “Al principio, era muy escéptico de utilizar toros genómicos en lugar de ejemplares ya probados, pero los buenos resultados que hemos tenido hacen que ahora el 70% del semen que usamos provenga de toros genómicos”, indica Franz.

“Era muy escéptico de utilizar toros genómicos, pero ahora el 70% del semen que usamos es de este tipo de animales”

Acostumbran a realizar las primeras inseminaciones a los 15 o 16 meses y después del parto, por lo general, inseminan en el segundo celo. “Si hay una vaca con una muy buena produción la aguantamos hasta los 120 días”, concreta el ganadero.

Alimentación

La ganadería maneja unas 32 hectáreas de terreno destinadas a la producción de forrajes, de ellas 10 hectáreas son alquiladas. Unas 4,5 hectáreas son praderas, mientras que en las 28 restantes cultivan cereales o hierba. Al margen de estas fincas, la familia dispone de otras 42 hectáreas de bosque que también aprovecha.

Vacas-Fleckvieh-Ganderia-Laschober-Austria-

La ración de las vacas en producción está compuesta principalmente por los silos de hierba y maíz.

Daniel es el encargado de la alimentación del ganado y la ración es de 24 kilos por animal al día. La base de la ración está compuesta por un 42% de silo de hierba, un 40% de silo de maíz, un 10% de bagazo de cerveza, un 7,5% de alimento concentrado y minerales y un 0,7 % de heno. Disponen de un carro mezclador en propiedad y realizan la ración diariamente, por la noche, y durante el día se la acercan al ganado.

Hasta los 8 meses las terneras tienen la misma alimentación que las vacas en producción y después reciben igual ración que las vacas secas. Tampoco disponen de un transponedor de concentrado sino que lo incluyen en la misma ración para animales con una producción de promedio de 34 kilos de leche. “Solo utilizamos un poco de concentrado para que se sientan más atraídas para venir a comer”, concreta Daniel. Hace años distribuían el concentrado manualmente pero en los últimos tiempos han decidido incluirlo en la ración, con buenos resultados. “Desde que los incluímos en la ración comen más y tienen menos problemas de panza”, explica Daniel.

Granja-familia-laschober-Austria_-

En el 2018 construyeron un nuevo establo con un almacén de silo.

Un nuevo establo por 40.000 euros

Uno de los cambios más significativos de esta ganadería en los últimos años ha sido la construcción de su nuevo establo, con capacidad para 70 animales. Las nuevas instalaciones han supuesto una mejora tanto para los animales como para el manejo que realizan a diario los ganaderos.

Desde un principio, Franz tenía claro que quería minimizar el coste de las nuevas instalaciones sin renunciar al confort de sus animales. Con el fin de economizar en la construcción de las instalaciones Franz y su hijo Daniel se encargaron del grueso de los trabajos de la nueva granja. El establo, como la mayoría de las granjas en esta región austríaca, cuenta con una gran cantidad de madera en la propia estructura.

granxa-Austria-Fleckvieh-

La mayor parte de las granjas en esta región de Austria emplean una gran cantidad de madera en sus instalaciones.

La construcción del establo supuso una inversión total de 40.000 euros y en esta misma fase también construyeron un almacén de silo. Para esta nueva granja optaron por la instalación de una sala de ordeño de espina de pescado de 2×6 de Delaval, aunque también barajaron otras opciones como la instalación del robot de ordeño. “Teniendo en cuenta que durante algunos años la mano de obra no será un problema en la ganadería, decidimos apostar por la sala de ordeño dentro de la idea de producir leche ajustando los costes de producción”, concreta el ganadero. El precio medio de la leche en la región se sitúa en los 0,40 euros el litro, ya con calidades.

Mimar los terneros y la recría

Junto con la producción de leche, otra de las fuentes de ingresos de la ganadería es la recría, de ahí que decidan apostar por mimarla desde el primer momento. La alimentación de los terneros hasta las 12 semanas es a base de leche entera. Al comienzo les proporcionan 8 litros en 2 tomas y después van reduciendo esa cantidad para que empiecen a comer pienso y heno. Sin embargo, en esta primera fase de leche, se les deja paja a disposición y un muesli para terneros, con el que van acostumbrando el rumen con materia sólida.

Ganderia-Laschober---Recria_-

Los terneros son otra fuente de ingresos para la ganadería, tanto para venta de carne como para sementales o recría.

Los terneros machos los venden con un peso medio de 100 kilos, que suelen alcanzar entre las 6 y las 9 semanas. El precio medio de estos animales acostumbra a situarse en torno a los 4,5 o 5 euros por kilo.

Además de los terneros que venden para sacrificio también crían futuros toros para el centro de inseminación, que les proporciona importantes ingresos dado el valor que pueden alcanzar estos animales, que en ocasiones puede llegar a los 100.000 euros, dependiendo de las cualidades de los ejemplares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información