¿Qué tipo de madera de pino quiere la industria en Galicia?

El Clúster de la Madera en Galicia desarrolla un estudio entre las empresas madereras sobre sus preferencias en coníferas. El sector aguarda un crecimiento de la demanda de madera de calidad para los próximos años

¿Qué tipo de madera de pino quiere la industria en Galicia?

Trabajos de carga de madera de pino.

Saber qué tipo de madera de pino busca y precisa la industria en Galicia puede resultar una información de utilidad para el sector forestal, por lo que desde el Clúster de la Madera y el Diseño de Galicia optaron por preguntárselo directamente a las empresas gallegas. Para eso, llevaron a cabo una encuesta entre firmas de transformación de madera que emplean rolla de madera de coníferas, principalmente pino.

En concreto, en el estudio participaron 27 firmas, buena parte de ellas gallegas. La mayoría (16) asentadas en la provincia de A Coruña, seguida de Lugo con 5 empresas y Pontevedra con 4. También se incluyó una empresa de Ourense y otra de Valladolid.

El gerente del Clúster, Ricardo González aprovechó su participación en el encuentro telemático del grupo operativo Genmac, celebrado recientemente, para dar a conocer los resultados del estudio.

El trabajo muestra tanto las preferencias del sector, aquellas características que más valoran las empresas, o las perspectivas de consumo que manejan para los próximos años.

Las previsiones de la industria parecen ser favorables de cara a la próxima década y en cuanto a las preferencias, el sector está cada vez más interesado en pinos resistentes a enfermedades, así como con un crecimiento estable tanto en diámetro como en densidad.

Perspectivas de consumo de madera

Los datos proceden de empresas, en su mayoría, de pequeño y medio tamaño. El 40% de las firmas tienen menos de 10 trabajadores, junto con algo más de un 33% que cuentan con entre 10 y 50 empleados. Sin embargo, también se incluyen empresas con entre 50 y 250 operarios y un 7% de las firmas tienen más de 250 contratados.

«Las empresas tienen buenas perspectivas de consumo de madera de pino para los próximos 10 años», (Ricardo González, gerente del Clúster de la Madera)

A ojos del sector, la demanda de pino en los próximos años se mantendrá estable o incluso se incrementará. Así es que, según concretó González, «las empresas consultadas consideran que hay buenas perspectivas de consumo de madera de pino para los próximos 10 años», concreta. Más del 40% de las firmas apuntan que su consumo de madera se incrementará ligeramente y casi un 11% incluso espera que este aumento sea considerable. Mientras, un 33% prevé que se mantendrá sin apenas variaciones.

En cuanto a la demanda y consumo de madera de pino en diferentes escenarios, la mayoría de las empresas creen que permanecerá estable en los próximos años tanto en Galicia, como en España, en Europa y en el resto del mundo. Las firmas consideran que lo más probable es que se mantenga sin grandes variaciones, pero también hay quien piensa que puede darse un ligero aumento de la demanda, siendo la segunda respuesta más popular. Aunque, también es cierto que un reducido número de empresas considera que disminuirá drásticamente el consumo de madera de pino en Galicia.

Respuestas de las empresas participantes en el estudio sobre las previsiones de variación de consumo general de madera de pino en procesos industriales nos próximos años.

Previsiones de variación de consumo general de madera de pino en procesos industriales e los próximos años según las empresas participantes en el estudio.

La demanda de madera de pino

En estos momentos, la madera de coníferas más empleada en Galicia está siendo el pino del país (Pinus pinaster) y el pino insigne (Pinus radiata). Para estas empresas supone a partes iguales el 48% de la madera de coníferas que utilizan. Al margen de estas, el pino silvestre (Pinus Sylvestris) es la tercera especie más empleada, seguida de otras especies de pino de producción local.

A las empresas les cuesta cada vez más conseguir pino de la calidad adecuada para los procesos de fabricación que realizan

Uno de los datos significativos sobre el sector es que la mayoría de las empresas madereras que participaron en el estudio indican que cada vez les cuesta más trabajo conseguir pino de suficiente calidad tecnológica para los procesos de fabricación que realizan. «Es preciso mejorar la calidad tecnológica de la madera de pino para su transformación mecánica. Hoy por hoy es escasa la calidad y la disponibilidad», sintetiza el gerente del clúster maderero.

Un 44% de las firmas preguntadas reconocen que pagarían más al productor si la madera fuera de mayor calidad. Esto se debe, en gran medida, a que que de poder contar con mejor madera, buena parte de estas empresas podrían fabricar otros productos que ahora no están elaborando o que son muy minoritarios. «Disponer de madera con mejor calidad abriría la puerta al desarrollo de nuevos productos, y por lo tanto, a la apertura de nuevos mercados», explica Ricardo González.

A día de hoy, la madera de pino se emplea principalmente como madera serrada para muebles seguido de la construcción de palés y embalajes. Los postes y las estacas es otro de los destinos más frecuentes para los pinos, junto con la carpintería.

Productos de primera transformación a base de pino elaborados por las empresas del estudio.

Productos de primera transformación a base de pino elaborados por las empresas del estudio.

Características más apreciadas

El estudio también indagó sobre aquellos caracteres más valorados por la industria en la madera de pino. Las empresas insisten en que es primordial contar con árboles más resistentes a enfermedades, ya que resulta uno de los principales obstáculos para obtener madera de calidad. La industria también señala la necesidad de mejorar la estabilidad dimensional de los pinos, el número de ramas o el crecimiento en diámetro.

La densidad de la madera es otro de los caracteres que resulta de vital importancia para las empresas de la madera. De hecho, este es uno de los ejes sobre lo que se están centrando los trabajos de mejora genética desarrollados en el Centro de Investigación Forestal de Lourizán (Pontevedra) en los últimos años.

Madera-pineiro-sortijas-

La estabilidad dimensional, el número de ramas, la curvatura, el crecimiento en diámetro y la densidad son los parámetros más relevantes para las empresas del estudio.

Conseguir que la tala de la madera se haga en el momento adecuado para contar con un menor porcentaje de madera juvenil, que resulta menos aprovechable, es otro de los objetivos que deben primar. Las empresas que participaron en el estudio también consideran prioritario reducir las fendas de acebolladura  que aparecen en la madera por diversos motivos y que provocan un efecto discontinuo. La resistencia mecánica que ofrece la madera de pino es otro de los aspectos sobre los que creen necesario seguir mejorando.

El camino para lograr mejores árboles

Las claves para conseguir pinos de buena calidad, según confirman las empresas del estudio, está en los trabajos de silvicultura que se apliquen y en la mejora genética. Ambas herramientas son de vital importancia para las firmas madereras. Tanto es así que más del 74% de los encuestados consideran necesario desarrollar programas de mejora genética específicos para incrementar la calidad tecnológica de la madera.

Lo mismo acontece cuando se le pregunta a las empresas si es preciso seguir implementando los trabajos de silvicultura, como podas o claras, que se practican en las plantaciones gallegas. Más del 70% indica que es muy importante realizar este tipo labores para obtener madera de calidad y que sería necesario mejorar en este ámbito.

La silvicultura, la mejora genética y la ubicación de las plantaciones resultan claves para lograr pinos de calidad

Otro de los aspectos que condiciona el desarrollo de las plantaciones es la selección de los lugares en los que se realizan las plantaciones. Aunque no hay tanta unanimidad sobre si hay que corregir los criterios o la falta de ellos que siguen los productores, más de un 44% de las empresas apunta a que sería recomendable también incidir en esta cuestión a la hora de plantar pinos.

«La mejora de la calidad tecnológica está fuertemente vinculada con la silvicultura que se practica, la ubicación de las plantaciones y los programas de mejora genética», concluye Ricardo González, gerente del Clúster de la Madera de Galicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información