Un estudio constata que el consumo de lácteos reduce el sobrepeso y la obesidad

La Federación Española de la Nutrición elabora un informe en el que relaciona la presencia de leche y derivados con una dieta saludable. Galicia es la tercera comunidad autónoma con más consumo per cápita

Publicidade

lacteos leite iogur queixoLa leche no engorda. Un informe de la Fundación Española de la Nutrición constata que a mayor consumo de lácteos se reduce el porcentaje de personas que padecen sobrepeso y obesidad y previene de enfermedades cardiovasculares, diabetes y diversos tipos de cáncer. 

Esta circunstancia se explicaría tanto por los efectos beneficiosos de la leche desde el punto de vista nutricional, como por la composición de las propias dietas, ya que según el estudio realizado la dieta de las personas que consumen más lácteos al día se caracterizan también globalmente por incluir un modelo alimentario más saludable.

La mayor calidad de la dieta se debe a que, según la Fundación Española de la Nutrición, los consumidores de yogur, por ejemplo, también incluían en su dieta una mayor cantidad de fruta, vegetales, pescado, nueces o pan integral. Asimismo, tenían un estilo de vida más saludable y más activo. Además, se ha visto que los niños que consumen diariamente yogur (entre otros lácteos), siguen unos patrones dietéticos más saludables y de mejor calidad que los que no lo hacen tan frecuentemente.

El consumo de bebidas alcohólicas disminuye al consumir más lácteos

La FEN cita otros estudios que muestran una asociación positiva entre los consumidores de leche y yogur y una mayor calidad de la dieta, ya que los lácteos permiten alcanzar de manera más fácil las ingestas recomendadas de micronutrientes, como el calcio, la vitamina D, el potasio o el magnesio.

Nivel de estudios y poder adquisitivo

A mayor nivel de estudios de la población, mayor es el consumo de lácteos y más saludables las dietas en los que estos están incluidos. A medida que se consumen más lácteos la progresión es que disminuye paralelamente el consumo de bebidas fermentadas de baja graduación y bebidas espirituosas. Cuando relacionamos los ingresos mensuales medios con el consumo de lácteos, podemos observar que aquellos que presentan una renta baja toman menor cantidad de lácteos al día (29,1%), frente a los que presentan ingresos medios y elevados.

La población con menores ingresos y rentas bajas toma menor cantidad de lácteos al día

En cuanto a la relación entre consumo de lácteos y práctica de la actividad física, hay diferencias significativas, ya que las personas que realizan actividad física tienen un consumo de lácteos diario más elevado que los que no practican. Tanto en el caso del consumo de lácteos en función del nivel de estudios como de la actividad física realizada, la relación proporcional en el caso de los hombres se acentúa más que en el de las mujeres.

Los productos lácteos enriquecen la dieta

Los productos lácteos son la principal fuente dietética de calcio, no sólo por el contenido de este mineral, que en los yogures suponen el 18% de las recomendaciones diarias para los adultos, sino también por su alta biodisponibilidad de otros componentes, como la vitamina D, proteínas, fósforo, etc., necesarios para la formación de huesos y dientes.

Desde el punto de vista nutricional, la leche es rica en proteínas de alto valor biológico, es decir, presenta en su composición todos los aminoácidos esenciales, por lo que es útil para complementar las proteínas que contienen otros alimentos como los cereales y las leguminosas, que son de menor valor biológico al no presentar en su composición todos los aminoácidos esenciales, enriqueciendo, por tanto, la dieta con la incorporación de leche y derivados.

Un alto consumo de lácteos, superior a dos raciones diarias, puede llegar a aportar un 25% de las necesidades hídricas totales

Además, el aporte total de agua proveniente de los lácteos también sirve para incrementar este elemento esencial para el ser humano. Los requerimientos de agua aproximados para la población adulta son de 2 a 2,5 l/día, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), por lo que el agua aportada por los lácteos consumidos se sitúa entre el 12 y el 25% de la ingesta hídrica total.

Prevención de enfermedades

Pero más allá de la importancia nutricional y metabólica de la leche, se ha demostrado como un factor de primer orden en prevención de patologías afluentes como la enfermedad cardiovascular, cáncer, osteoporosis, diabetes, etc.

Los lácteos aportan grasas saturadas pero, a diferencia de lo que se cree, la grasa saturada procedente de la leche, no tiene una relación directa con el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular.

Durante la infancia y adolescencia se recomienda el consumo de lácteos enteros, ya que conservan el valor energético y las vitaminas A y D asociadas a la grasa

El consumo de lácteos durante la infancia, además de ser indispensable para el crecimiento y desarrollo óseo, ayuda a crear una mayor masa ósea, que será una buena base para evitar el desarrollo de osteoporosis a largo plazo.

Los últimos estudios establecen también una asociación inversa entre el consumo de lácteos y la incidencia de padecer algunos tipos de cáncer, como el de colon. El beneficio anticancerígeno que podrían tener los lácteos se debe al calcio, ya que este participa en el secuestro de los ácidos biliares.

Caída del consumo de lácteos un 13,4% desde el 2000

_El consumo de leche y derivados lácteos (290 gramos/día) es uno de los grupos de alimentos más importantes dentro de la cesta de la compra de la población española, según los datos del año 2018, siendo sólo superado por el grupo de bebidas no alcohólicas (339,7 gr/día).

Sin embargo, si evaluamos su evolución en los hogares desde el año 2000, se observa un descenso del 13,4% en su compra. La caída se debe al menor consumo de leche líquida, puesto que la compra de quesos ha experimentado un ligero incremento en los últimos 10 años hasta situarse en 21,3 gamos/día, mientras que el consumo de yogur se ha mantenido prácticamente estable.

La compra de leche entera ha pasado en dos décadas de 135 gramos diarios a sólo 48, un descenso del 64%

La tendencia en la compra de leche en los últimos años (2000-2018) muestra un claro descenso en la compra de leche entera (135,16 gr en 2000 frente a 48,6 gr en 2018), compensado con un ligero incremento de la semidesnatada (72,69 gr en 2000 vs 90,5 gr en 2018), mientras que en el caso de la leche desnatada apenas existen fluctuaciones (54,85 gr en 2000 vs 52,0 gr en 2018).

_

Por regiones, se consume más leche y productos lácteos en el noroeste español a respecto de otras zonas, como Andalucía. Galicia, que produce el 40% de la leche española es, tras el Principado de Asturias y Castilla y León, la tercera comunidad autónoma donde más leche y derivados se compran en los hogares, un total de 336,6 gramos/día.

Las comunidades del noroeste son las que más consumo de leche y productos lácteos realizan

Al estratificar por sexo, vemos que en general, las mujeres son más consumidoras de leche, quesos, yogur y leches fermentadas que los hombres, y que hacen un mayor consumo de las leches con menor contenido graso respecto a los hombres. En cuanto a la edad, el grupo de menor edad (9-12 años) hace un mayor consumo de leche entera y yogures, siguiendo el mismo patrón la población adolescente. Por el contrario, en los grupos de población de más edad, predomina el consumo de leche semidesnatada.

Tres raciones de lácteos al día

_Se recomienda dentro de una dieta variada y equilibrada un consumo de 2 a 3 raciones diarias de leche y derivados lácteos, dependiendo de la edad y situación fisiológica. En niños se recomiendan 3 raciones al día, en adolescentes 4 raciones al día, y, por último, en adultos mayores, 3 raciones al día. Cabe mencionar el aumento del consumo en mujeres embarazadas y gestantes, con una recomendación de 3 a 4 raciones al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información