«La subida del precio de la leche la bloquean los supermercados»

Las industrias lácteas y cooperativas son unánimes en el diagnóstico de la situación del sector: es necesario subir el precio de la leche por el aumento de los costes de producción en el campo, pero las cadenas de supermercados impiden esa mejora

«La subida del precio de la leche la bloquean los supermercados»

La subida de los costes de alimentación, unida a la de la electricidad, gasóleo y otras materias primas, descuadra las cuentas de las granjas de leche.

Los números de las granjas de leche están contra las cuerdas por la subida de los piensos y de otros gastos como electricidad, gasóleo o abonos. Con los costes de producción disparados, el único alivio que se presenta en el horizonte es una posible subida del precio de la leche, como la aplicada por Naturleite y Pascual.

El problema es que la mayoría de las industrias lácteas y cooperativas con transformación industrial se declaran incapaces de trasladar una posible subida en el campo a los supermercados. «El precio de la leche lo bloquean los supermercados», argumentan.

Hablamos con las principales industrias que operan en Galicia y resumimos a continuación sus valoraciones.

LACTALIS

«El precio de venta al público lo fija la distribución. A partir de ahí, se conforma el reparto de valor hacia el resto de la cadena»

Consultada sobre una posible subida de precios de la leche en el campo, Lactalis recuerda que «el precio de venta al público lo fija la distribución, no el fabricante. A partir de ahí, se conforma el reparto de valor hacia el resto de la cadena, es decir, de arriba hacia abajo, y en los últimos años, lejos de crearse valor, se destruyó», concluyen.

El Grupo Lactalis, que en Galicia cuenta con dos plantas en Lugo (Puleva) y Vilalba, subraya que está «preocupado» por la cadena de valor de la leche en su conjunto y por avanzar en un sector lácteo dimensionado y eficiente que genere valor añadido en todos los puntos de la cadena, desde las granjas hasta las industrias.

Por ese motivo, la compañía aboga por una estrategia de dignificación y revalorización de la actividad primaria del sector, una cuestión que entiende que se tendría que trabajar a nivel estatal desde las Administraciones públicas, en la línea del Acuerdo Lácteo firmado en el 2015 en el Ministerio de Agricultura.

En la empresa recuerdan, por último, que tienen contratos estables con sus granjas a 12 meses, «que se firmaron cubriendo costes de producción», defiende. La compañía firmó la mayoría de sus contratos en invierno, si bien tiene que renovar los contratos de alrededor de 170 granjas en septiembre.

GRUPO LENCE

«Vamos a estar quietos por ahora. Con los precios que hay en el lineal no podemos subir»

Cristina Dopico es la responsable de compras en campo del Grupo Lence, que aglutina a marcas como Leyma o Río de Galicia. Son la mayor empresa láctea de capital gallego que opera en la comunidad y recogen la leche a 435 ganaderías de las provincias de Lugo y A Coruña, en la mayor parte explotaciones familiares de pequeño tamaño. El pasado año en las tres plantas que mantiene operativas el Grupo Lence procesaron un total de 222 millones de litros de leche, casi todo destinado a leche líquida y alrededor de un tercio envasado como marca blanca para la distribución.

Como la mayoría de industrias lácteas que recogen en Galicia, la mayor parte de los contratos del Grupo Lence fueron renovados el pasado 1 de abril, con bajadas en su caso de medio céntimo en algunos de ellos, pero aún queda otra pequeña parte para firmar en agosto, a los que se les mantendrá el precio, indica la responsable de compras de la compañía lucense.

La culpa no la tienen las ganaderías y entendemos perfectamente su situación, porque subió todo, pero no podemos crear una ilusión que luego no podamos cumplir

Las ofertas que están llegando a las granjas que entregan a Río mantienen el precio base en 29,5 céntimos. Cristina Dopico justifica la decisión: «Nosotros vamos a estar quietos por ahora. No queremos andar jugando con los precios y no podemos crear una ilusión en los ganaderos que luego no podamos cumplir. Con los precios actuales que hay en el lineal no podemos subir porque no se sostiene», asegura.

«Si Mercadona sube, las demás también subirán»

«Nosotros tenemos que pagar lo que podemos asumir, nos gustaría pagar más, pero tal como está el precio en la distribución es imposible», afirma la responsable de campo de Leche Río, que tiene esperanzas en que la posible subida de precios de Mercadona arrastre también al resto de cadenas de supermercados.

«Mercadona es la que está marcando el precio en la distribución a día de hoy. Si sube Mercadona las demás también subirán y eso nos permitirá a nosotros trasladar ese incremento a los ganaderos», defiende. «Hay que hacer hincapié en la distribución, no pueden poner la leche como reclamo porque eso arrastra después a la industria y a los ganaderos», añade.

Hay que hacer hincapié en la distribución, no pueden poner la leche como reclamo porque eso arrastra después a la industria y a los ganaderos

Cristina Dopico es sensible a la situación por la que están pasando muchas explotaciones debido a la subida de los costos de producción pero matiza que «los contratos están para cumplirlos y no para andar jugando con ellos».

Y pone como ejemplo lo acontecido el año pasado, cuando el coronavirus forzó a otras empresas, como Inleit, a revisar a la baja los precios, mientras Río decidió mantenerlos a pesar de la situación. «El año pasado fue terrorífico, pero los contratos no se movieron, los cumplimos, sino es engañar a los ganaderos», opina.

Para tratar de no depender tanto de los precios que fija la distribución, el Grupo Lence está ampliando la gama que elabora con productos de mayor valor añadido y mayor margen. Está a punto de sacar al mercado dos batidos, uno de cereales para el desayuno y otro de proteínas para deportistas. «Con esa intención se hace, para poder pagar más a los ganaderos, pero sacar estos nuevos productos en los que tienes más margen lleva tiempo», concluye.

CLUN

«No tenemos capacidad para repercutir en los supermercados una subida de la leche en el campo»

El presidente de Clun, José Ángel Blanco, combina la visión de las granjas de los socios con la perspectiva que le da también la parte industrial de la cooperativa. «El problema que tenemos de aumento de costes en las granjas es importante, pero en el precio de la leche carecemos de margen de actuación», lamenta.

«Clun no es capaz de repercutir en las cadenas de supermercados un aumento de precio. Pero dada la situación de las granjas, en el consejo de administración tomamos la decisión de darle un empujoncito al precio de la leche en agosto en el campo. Lo haremos a costa de las cuentas de nuestra parte industrial», advierte José Ángel, que por ahora no precisa en que grado serán capaces de aumentar el precio, aunque, dadas las estrecheces de margen que maneja la parte industrial de la cooperativa, se espera que sea un apoyo simbólico a las granjas.

«En la cooperativa quedaremos a pre, ajustando el máximo para no perder dinero. Más no podemos hacer, ya bajamos los márgenes de los piensos hace 2-3 meses y llegamos al límite de lo posible para ayudar a los socios», concluye el presidente de Clun.


Actualización (15 horas): Clun acaba de precisar en nota de prensa que la subida decidida en la leche se aplicará con carácter retroactivo desde el 1 de julio. La cooperativa incide en que «la subida del precio final resulta clave para rebajar las presiones que soporta el sector productor», por lo que pide gestos por parte de los supermercados.

AIRA

«El compromiso con los socios es trasladar el 100% del precio que se consiga por la leche»

En la cooperativa Aira, otra de las principales cooperativas transformadoras de Galicia, ya se registró en el mes de marzo una ligera subida de los precios que se le pagan a los productores. En aquel momento, la subida fue de 2 euros por tonelada y no fue la única, ya que a lo largo del 2021, hubo un incremento de 3,5 euros por tonelada en el precio de la leche.

Una parte de la leche de las ganaderías socias de Aira se transforma en la planta de Melide, Galacteum, mientras que otra parte se la suministran a distintas industrias lácteas. Así, esperan poder lograr una renegociación de los precios de la leche con las industrias a las que les venden la leche hacia el final del verano. «Nuestro compromiso con los socios es trasladar el 100% del precio que se consiga por la leche a los ganaderos», detalla el director general de Aira, Daniel Ferreiro.

A pesar de estos aumentos del precio de la leche, y pese al importante esfuerzo hecho desde la cooperativa para contener los precios de los productos y servicios, especialmente en los piensos y mezclas, desde Aira reconocen que las subidas de la leche están siendo aún insuficientes para que los ganaderos afronten el aumento de los costes de producción.

LEITE NOSO (Deleite)

«El futuro es buscar rentabilidad, no pelear con la marca blanca de la distribución»

Desde Leite Noso, la sociedad ganadera que envasa la marca Deleite, subrayan que tienen firmados en el campo contratos estables a tres años «con buenos precios». La sociedad sólo envasa con marca propia, «que se vende en el lineal a un precio equiparable al de otras primeras marcas de calidad», y no trabaja con marcas blancas.

«El futuro -valoran- está en buscar rentabilidad para la leche, no en pelear con las marcas blancas de la distribución». Leite Noso señala que trabaja en estos momentos en nuevas líneas de producto con las que busca valorizar la leche de sus granjas proveedoras.

CAPSA

Capsa tiene prevista una reunión con Ulega la próxima semana

Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), la matriz asturiana de Larsa, tiene la siempre difícil tarea de explicar en el campo el porqué de la diferencia de precios entre Asturias y Galicia. Si al otro lado del Eo los ganaderos cobran de promedio 35,4 céntimos, principalmente por los buenos precios que perciben las granjas socias de Clas (Capsa), en Galicia el promedio se sitúa en 32,7 céntimos, línea en la que se mueven también los precios de Larsa (Capsa).

Consultada Capsa por Campo Gallego sobre la posibilidad de una subida de los precios de la leche en el campo, la compañía asturiana renunció a hacer valoraciones. Para la próxima semana, está prevista una reunión de la organización de productores Ulega, ligada a Unións Agrarias, con Capsa.

Ulega está manteniendo contactos con todas las industrias y cadenas de distribución para sondear las posibilidad de revalorizar la leche en el campo.

RENY PICOT

Reny Picot le traslada a las granjas que «a corto plazo» su situación de mercado es complicada

La industria asturiana Reny Picot, que centra su actividad en los productos lácteos industriales (mantequilla, leche en polvo) vivió un buen último año, con la progresiva subida de precios experimentada en el mercado por sus principales líneas de producto. En las últimas semanas, sin embargo, los precios de mantequilla y leche en polvo iniciaron una línea descendente, lo que lleva a la compañía a empeorar sus perspectivas para los próximos meses.

La empresa le está trasladando a sus granjas proveedoras que no será posible una revalorización de la leche en el campo «a corto plazo», pues piensa que para la próxima semana ya comenzará a «sobrar nata en España», al estar los stocks altos en Francia.

Reny Picot no tiene que renovar contratos en Galicia hasta fin de año, por lo que no se espera ningún movimiento por su parte antes de eso. Desde el sector reconocen que efectivamente los precios de los productos lácteos industriales iniciaron un ligero descenso, pero precisan también que la mantequilla está a un precio un 18% superior al de hace un año, en tanto la leche en polvo desnatada está un 19% más cara.

ENTREPINARES

«Nosotros nunca fuimos una empresa que se quedara atrás, intentaremos estar ahí»

Junto con Naturleite, Entrepinares es uno de los principales proveedores lácteos de Mercadona, en este caso de quesos. La compañía, que duplicó su producción desde que se instaló en Vilalba, procesará 180 millones de litros este año.

En Entrepinares están a la espera de los posibles movimientos de Mercadona para aplicar también ellos una subida en el campo. «Nosotros nunca fuimos una empresa que se quedara atrás. Si Mercadona mueve algo de ficha con nosotros, nosotros también lo haremos con los ganaderos», anuncia Víctor Villarino, responsable de compras de leche de la fábrica de Vilalba. «De momento no hay nada decido, pero intentaremos estar ahí, como estuvimos siempre, pero no puedo decir aún ni cómo, ni cuándo ni cuánto», matiza.

Nuestro precio base hoy por hoy es de 32,76 céntimos pero el precio medio final con calidades sube hasta 36 céntimos

La empresa, con sede en Valladolid, renovó los contratos a todos sus ganaderos el día 1 de abril. «Mejoramos algo el precio en ese momento», indica Víctor, que no descarta una modificación de los contratos al alza si la situación lo permite, aunque evita comparaciones con Naturleite. «Nosotros valoramos las calidades porque pagamos mucho la proteína y la grasa. Nuestro precio base es de 32,76 céntimos, pero el precio medio final con calidades sube hasta 36 céntimos», detalla.

Acuerdo de la distribución

El responsable de compras de Entrepinares también considera que la clave de una posible revalorización de los precios a los productores pasa por una subida del brick en el lineal de los supermercados y ahí, dice, el peso de Mercadona es muy importante, ya no sólo por su volumen de ventas, sino por el efecto arrastre del resto de cadenas de supermercados y grandes superficies.

Mercadona trabaja el 31% de la leche líquida de España

«Mercadona trabaja hoy por hoy el 31% de la leche líquida de España. Si ella tiene la leche a 59 céntimos, los demás también, pero si ella lo tiene a 62 céntimos el resto también lo tendrán a ese precio», razona.

Por eso, reprocha que haya cadenas, como la gallega Gadis, que en la actualidad mantengan su marca Campo Nuestro a 56 céntimos. «Si todos se mueven, los ganaderos estarán mucho mejor y no irán a la quiebra. La decisión es de las cadenas de distribución y no pasaría nada por subir 3 céntimos el precio de la leche en el lineal al consumidor», asegura.

“Hemos decidido dar un paso adelante y ojalá todo el mundo lo siga. El precio que percibe el ganadero no es viable”

* Campo Galego

Reportaje elaborado por Gonzalo Brocos, Camilo Friol y Laura Martínez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información