Permutas voluntarias de fincas: proyecto piloto del GDR Comarca de Lugo en el ayuntamiento de Friol

Aumentar la superficie agraria y lograr parcelas de mayor tamaño es una de las necesidades más acuciantes para la mayoría de las ganaderías gallegas. Una iniciativa pionera que busca mejorar la competitividad del sector y cuenta con la financiación de Agader puede ser un espejo en el que mirarse para otras zonas de Galicia

Publicidade
Reunión auspiciada por el GDR de la Comarca de Lugo el pasado 22 de noviembre entre distintos propietarios dentro del proyecto piloto de permutas voluntarias de fincas

Reunión auspiciada por el GDR de la Comarca de Lugo el pasado 22 de noviembre entre distintos propietarios dentro del proyecto piloto de permutas voluntarias de fincas en el ayuntamiento de Friol

Galicia sigue perdiendo superficie agraria, un grave problema que se ha acelerado en la última década, sin que las sucesivas leyes, normativas y organismos hayan sido capaces de ponerle freno a este fenómeno. La Xunta acaba de dar luz verde a la entrada en el Parlamento de la futura Ley de Recuperación de la Tierra Agraria de Galicia, pero mientras su desarrollo normativo no se produce, el sector demanda medidas prácticas urgentes que permitan a las ganaderías disponer de tierras y ganar en resiliencia y rentabilidad. 

Casi un tercio de las tierras de las explotaciones que cierran no se incorpora a las que continúan en activo. No se trata tan sólo de disponibilidad, sino también de tamaño de las parcelas, porque a veces aunque haya fincas disponibles no se pueden aprovechar incorporándolas a la superficie agraria de las ganaderías de la zona si están lejos o si son pequeñas.

Esta falta de superficie disponible es un freno para la mejora de la productividad y rentabilidad de las explotaciones e incluso supone un riesgo para su viabilidad futura. La tierra, que fue el gran factor limitante para las ganaderías de leche y de carne gallegas en el pasado y lo sigue siendo en la actualidad, aún lo será más en el futuro dadas las nuevas limitaciones ambientales fijadas por la UE y los nuevos condicionantes para acceder a las ayudas de la PAC.

Cada granja gallega tiene de promedio 25 hectáreas, repartidas en unas 60 parcelas, con una superficie de 0,4 hectáreas por finca

A la fragmentación de la propiedad (que hace que sea poco rentable trabajar muchas fincas por su pequeño tamaño y su dispersión) se añade la escasa movilidad de tierras en Galicia, lo que dificulta el crecimiento y redimensionamiento de las explotaciones que continúan en activo al impedir el incremento parejo de las cabezas de ganado y de la superficie agraria útil de la que disponen.

Las explotaciones de leche gallegas disponen de un promedio de unas 25 hectáreas de superficie agraria, la mitad de lo que maneja de media una granja lechera en el resto de Europa. Y esa imposibilidad de incrementar la superficie agraria en paralelo al número de cabezas de ganado ha llevado a la intensificación del sector lácteo gallego, acentuando su dependencia de factores externos, como los incrementos de precios de los cereales a nivel internacional.

Galicia continúa una tendencia a la concentración productiva que evidencia las dificultades existentes para la movilidad de la tierra

Galicia sigue incrementando su producción láctea y, con casi 2,9 millones de toneladas anuales, produce cerca del 40% de la leche de todo el Estado y se sitúa como décima región productora de leche de la UE. Con todo, esta producción está concentrada cada vez más en una menor superficie del territorio. Los 20 ayuntamientos mayores productores de leche en Galicia (por esta orden: Mazaricos, A Pastoriza, Lalín, Castro de Rei, Santa Comba, Frades, Sarria, Arzúa, Cospeito, Mesía, Guntín, Pol, Chantada, Trazo, Rodeiro, Lugo, Silleda, Taboada, Guitiriz y Tordoia) suman la mitad de la producción de leche de Galicia.

SAU dedicada a producion de leite por concellos. FONTE: Estratexia de Dinamización do Sector Lácteo 2020-2025 (Fundación Juana de Vega)

Superficie Agraria Útil (SAU) dedicada a la producción de leche por municipios. FUENTE: Estrategia de Dinamización del Sector Lácteo 2020-2025 (Fundación Juana de Vega)

La producción de leche en Galicia se ha ido comprimiendo en una zona cada vez menor del territorio y hoy en 220.000 hectáreas de SAU, que equivalen al 8% del territorio gallego, está el 40% de la producción de leche de España. En este contexto, la escasez de base territorial en Galicia en comparación con las grandes regiones lácteas de Europa es una de las debilidades más significativas del sector lácteo gallego.

Un factor que se ve agravado además por el minifundio, ya que las 200.000 hectáreas que manejan las granjas lecheras gallegas (equivalentes al 28,5% de la SAU de la comunidad pero al 36% de la SAU de los municipios con producción láctea) están divididas en medio millón de parcelas distintas. 

Demanda unánime del sector

En los últimos años tanto el sector agrario como ganadero demandan de forma continua la puesta en práctica de instrumentos útiles, prácticos y dinámicos que permitan impulsar la reorganización de la propiedad a nivel local sin tener que esperar a macroprocesos largos y costosos, como las concentraciones parcelarias, hoy llamadas reestructuraciones parcelarias, pero que siguen siendo un foco de conflicto entre vecinos, que hacen que se dilaten en el tiempo, generando continuas quejas en distintos puntos de Galicia donde se han iniciado, como ha sucedido con protestas en los últimos meses en lugares como Agolada, Curtis o Friol.

La Estrategia de Dinamización del Sector Lácteo Gallego 2020-2025, presentado recientemente por la Xunta, propone la recuperación de 35.000 hectáreas de tierras agrarias para las granjas de leche. Esa medida permitiría que las explotaciones gallegas continuasen creciendo en los próximos años con una menor dependencia de compras de alimento externo.

El aumento de la base territorial a costa de reducir la gran cantidad de tierras que hay abandonadas posibilitaría reducir además la presión de carga ganadera, que es especialmente significativa en los 20 ayuntamientos gallegos con mayor producción láctea, pues se sitúa en alrededor de 2,05 unidades de ganado mayor por hectárea, existiendo en alguno de ellos cargas próximas a 3 UGM por hectárea.

Proyecto piloto ya en marcha en Friol

Ante las dificultades para avanzar en la movilidad de la tierra mediante los procesos de concentración parcelaria implementados hasta ahora, el Grupo de Desarrollo Rural de la Comarca de Lugo, de forma conjunta con el Ayuntamiento de Friol, está llevando a cabo un proyecto piloto de reorganización agraria mediante permutas voluntarias entre propietarios. Este mecanismo se concibe como complementario a cualquier otro de reestructuración, pero es de sumo interés para áreas locales puntuales que están infracultivadas y podría servir de espejo en el que mirarse para otras zonas de Galicia. 

Se permitirá el acceso a la tierra de las explotaciones existentes así como la agrupación de superficie para facilitar de este modo también el relevo generacional en las granjas, a mayores del valor añadido generado para aquellos propietarios que no cultiven o exploten sus tierras, pues las revaloriza y las pone en el mercado.

Se trata del primera iniciativa para la reorganización de la propiedad mediante permutas agrarias al amparo de la Ley de 2015 de Mejora de la Estructura Territorial Agraria de Galicia

Este proyecto definirá la propiedad mediante permutas voluntarias entre particulares reorganizándose una vez finalizado una superficie total de más de 30 hectáreas de terreno, poniendo en práctica por primera vez un instrumento definido legalmente desde 2015.

La iniciativa busca propiciar el intercambio de parcelas entre los titulares con modificación de la geometría de las mismas, siguiendo la normativa de aplicación en vigor en estos momentos, la Ley 4/2015 de Mejora de la Estructura Territorial Agraria de Galicia (Metaga).

«El Proyecto Piloto de Permutas Agrarias Voluntarias, que se inicia en el Concello de Friol, definirá las parcelas a permutar, y abarcará una superficie aproximada inicial de 30 hectáreas. La reestructuración de la propiedad mediante permutas voluntarias, llevará a cabo el intercambio de tierras agrarias entre particulares a nivel local, mejorando la superficie agraria de las explotaciones de la comarca», explica Paz Rodríguez, gerente del GDR de la Comarca de Lugo.  

Reorganización de las parcelas en un plazo de 6 meses

La herramienta permitirá ejecutar en un plazo aproximado de 6 meses la reorganización de tierras en una zona, con la modificación de la geometría de las parcelas ahora existentes, y por tanto de los lindes, accesos y vallados existentes y de la propiedad de las mismas.

Las zonas para el proyecto piloto se ubican en el Concello de Friol y los trabajos a realizar consistirán en la aproximación al perímetro de actuación, estudio de caracterización de la zona, análisis de la titularidad de los terrenos, anteproyecto de reestructuración, con su posterior tramitación hasta obtener la resolución aprobatoria de la Dirección Xeral de Infraestructuras, para finalmente proceder al replanteo, marqueado y traslado a catastro, protocolización notarial e inscripción registral.

El regidor municipal de Friol, José Ángel Santos, impulsa este proyecto con el objeto de dar mayor rentabilidad a las explotaciones del ayuntamiento, como lleva años haciendo ya el Concello con la subvención del 50% de los gastos notariales a aquellos vecinos que permuten sus fincas, medida que ha tenido una gran acogida desde su implantación. Ahora, con este proyecto piloto, se da un paso más, tratando de poner en práctica por primera vez en Galicia un instrumento ya definido desde 2015 en la actual Ley de Mejora de la Estructura Territorial Agraria y que todavía no se había puesto en práctica hasta el momento.

«La puesta en marcha de iniciativas como esta, de permutas agrarias entre particulares es una necesidad evidente que se viene detectando desde hace años, y ahora, desde el Concello de Friol, y con el apoyo de la Consellería de Medio Rural, y de Agader, se va a convertir en una realidad. Queremos dar respuesta a las demandas de los ganaderos, dar a conocer uno de los muchos instrumentos que tenemos para la reorganización de la propiedad, hacerla más rentable y que veamos que es una realidad en un plazo corto de tiempo», destaca.

logos GDR Lugo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información